¿CUÁL ES LA RAZÓN?

LA CENTRALIZACIÓN POLÍTICA CONCENTRA EL PODER Y LOS RECURSOS EN UNA SOLA ENTIDAD, A MENUDO EN DETRIMENTO DE LOS TERRITORIOS HISTÓRICOS. ESTO PUEDE GENERAR DESEQUILIBRIOS ECONÓMICOS, REDUCIR LA REPRESENTACIÓN LOCAL Y EROSIONAR LA IDENTIDAD CULTURAL, PROVOCANDO UN SENTIMIENTO DE MARGINACIÓN Y LIMITANDO EL DESARROLLO EQUITATIVO DE TODAS LAS REGIONES AFECTADAS. EN EL CASO DE GRANADA EL ASUNTO ES REALMENTE SANGRANTE.

La Razón

Durante las últimas cuatro décadas, Granada ha experimentado una sensación de pérdida en su personalidad dentro de la comunidad andaluza. Esta percepción surge principalmente debido a la centralización administrativa y económica en Sevilla, la capital de Andalucía. Muchas decisiones clave y recursos se han canalizado hacia ella, dejando a Granada en una posición de desventaja.

Además, la falta de infraestructuras y de inversiones significativas en la región granadina ha exacerbado la situación, limitando su desarrollo económico y social. Este centralismo ha fomentado un sentimiento de marginación en Granada, que siente que su potencial y necesidades no han sido plenamente reconocidos ni atendidos.

A estas alturas del saqueo institucional que viene sufriendo Granada desde hace más de 43 años y de la feroz recentralización que padecemos, más intensa y veloz en los últimos tiempos, habría que preguntarse ¿por qué la andaluza Junta está procediendo a una brutal recentralización económica, administrativa y política respecto de Granada y no procede de igual forma con el resto de provincias andaluzas?

¿por qué la andaluza Junta está procediendo a una brutal recentralización económica, administrativa y política respecto de Granada?

La respuesta a esta trascendental pregunta para nuestro presente y futuro sólo la tienen quienes gobiernan desde la Junta de Andalucía, y habría que preguntarles qué motivación última tienen para ello ¿es que temen que Granada quite protagonismo a Sevilla? ¿es que nuestros representantes de igual color político temen ser relegados si se plantan ante el gobierno andaluz?

Esta situación, que muchos llevamos denunciando desde hace años y que otros parece que acaban de descubrir -bienvenidos sean-, está generando gran preocupación entre los granadinos, ya que comporta cambios muy negativos para nuestra provincia y su desarrollo, con la pérdida de instituciones, históricas y recientes, fundamentales para el progreso de Granada

Y esto no es quejío ni dolor granadino, es pura realidad, siendo la consecuencia más nefasta de esta recentralización, la pérdida de autonomía de Granada en la gestión de sus propios recursos e intereses. En un pasado ya remoto, Granada tenía cierto grado de autonomía para tomar decisiones beneficiosas para los granadinos, que promovieran nuestro desarrollo económico y social, pero con la recentralización muchas de esas competencias han sido transferidas a la Junta andaluza, cercenando nuestra capacidad para tomar decisiones ajustadas a nuestras necesidades.

En poco tiempo nos han quitado la gestión de la Alhambra, de Cetursa, del Parque de las Ciencias, de la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP), nos postergan en el transporte ferroviario, en el aéreo, en todas las infraestructuras…, en fin, el despojo implacable de lo nuestro y el abandono intencionado de Granada por parte de la autonomía andaluza son hechos objetivos que ahora padecemos más intensamente todavía.

Estamos hartos de que nos llamen quejicas, nuestros lamentos tienen fundamento real y manifiesto, y la feroz recentralización va a continuar mientras Granada no se rebele contra tanto agravio. Siendo un hecho que nuestros representantes nada o poco hacen por nuestra tierra.

estamos hartos de que nos llamen quejicas, nuestros lamentos tienen fundamento real y manifiesto, y la feroz recentralización va a continuar mientras Granada no se rebele contra tanto agravio

Los granadinos debemos tomar democráticamente las riendas de Granada y su futuro para sacarla del vagón de cola al que nos ha llevado la andaluza Junta, revertir esta tendencia recentralizadora, recuperar la autonomía perdida y avanzar hacia una mayor autonomía para nuestra región, que nos garantice la gestión de nuestros propios intereses y nos encamine hacia un futuro más próspero.

Mientras tanto, nos seguiremos preguntando ¿por qué nos despojan de todo? ¿Cuál es la razón…?

NO TE PIERDAS NADA

Sé el primero en saber cuándo saldrá nuestra revista gratuita

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Picture of Pilar Bensusan

Pilar Bensusan

Catedrático de Administrativo

Comparte esta entrada

4 respuestas

  1. El ninguneo continuo a Granada por parte de quien teóricamente debería velar por ella, se ha convertido el la famosa película «Atrapado en el tiempo» donde el actor Bill Murray intenta, por todos los medios a su alcance, salir de esa pesadilla. Es lo que deberían hacer los granadinos.

  2. Lo más grave es que el ostracismo al que se ve sometida Granada por el desmantelamiento institucional y agravio permanente de la Junta sevillana de San Telmo, no sólo no tiene fin, sino que va a más.
    De seguir en este disparate autonómico, en muy poco tiempo la distancia respecto a la verdadera Andalucía será inalcanzable
    y el daño a Granada será ya IRREVERSIBLE.
    El GranadExit no es ningún capricho,
    es una simple cuestión cuestión de SUPERVIVENCIA.

  3. Esa sensación de centralismo sevillano se hace cada vez más palpable en la sociedad granadina. Pero tenemos que hacer salir a los granadismos de la obstrucción, y eso se consigue con trabajo arduo y de concienciación.
    ¡Vamos a ello!

  4. El centralismo es un cáncer para la democracia, pues impacta en todos los estamentos de la sociedad creando un malestar enorme entre los ciudadanos. En Granada, como dice el autor, es terrible…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revistas publicadas

Puede ayudar a HG con un donativo Importe voluntario