DE VALLADOLID AL CIELO

EN NUESTRAS MANOS ESTÁ REFLEXIONAR SOBRE QUÉ HAN HECHO, QUÉ HACEN Y QUÉ HARÁN POR GRANADA QUIENES PRACTICAN LA BIPOLARIDAD POLÍTICA, EL PARACAIDISMO POLÍTICO, EL SERVILISMO POLÍTICO, EL SEVILLANISMO POLÍTICO, O EL DESARRAIGO EMOCIONAL CON GRANADA. MIENTRAS, ESPEREMOS QUE DE VALLADOLID NO SE VAYA AL CIELO PASANDO POR GRANADA…

PILAR BENSUSAN
CATEDRÁTICO

Siento mucho dolor cuando compruebo que en los últimos tiempos ningún político granadino ha sido buen representante de nuestra tierra, a la vista está la lamentable situación de Granada. Más dolor aún, cuando compruebo que me sobran dedos de una mano para contar ministros granadinos en los últimos dos siglos. Más todavía cuando leo que el encargado de acelerar la implantación de la AESIA en La Coruña va a ser el “niño de Jun”, diputado del PSOE electo por Granada, y cuyo deber es defender a Granada y los granadinos.

Y más aún, cuando constato que la Junta de Andalucía no ha querido recurrir la arbitraria designación de la ciudad gallega, y consiguiente exclusión de Granada, y que el Ayuntamiento de Paco Cuenca la ha recurrido “con la boca chica” porque no ha pedido la suspensión de la ejecución del acto, lo más importante. Y esto es sólo un suma y sigue de cientos de desprecios y ninguneos a Granada durante 40 años. Fuera Región Militar, fuera salas del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), fuera, fuera y fuera múltiples instituciones referentes para Granada…


¿Pero de qué me quejo si hace tan sólo cuatro años que la coalición frankenstein entre PP y Cs, ideada por el paracaidista Hervías y el lanzador de huesos de aceituna, destrozó el gobierno de nuestra ciudad para el mandato que ahora acaba?

¿De qué me quejo si vendieron a Granada a Cs como moneda de cambio por otras plazas más golosas?

¿De qué me quejo si la paracaidista Olona vino a Granada para lanzarse en trampolín, primero a Madrid, y luego a Andalucía, aunque Granada y Andalucía le parecieran poco?


Es evidente que los políticos granadinos o electos por Granada no han sabido o no han querido luchar por Granada nunca más que lo justo, puesto que sus sillones han sido siempre lo primero para ellos, y Granada, lo último. Y nosotros no hemos sabido o no hemos querido castigarlos nunca.


Y está visto que no aprendemos…, y que, o somos masoquistas o nos interesa demasiado poco lo que ocurre en Granada, y nos ponemos en manos de quienes nos dicen, dándoles el futuro de nuestra ciudad, sin pensar en lo mucho que estamos perjudicando a Granada votando a estos candidatos que no nos representan ni no nos representarán nunca, a los hechos me remito.


Como no aprendemos y volvemos a tropezar una y otra vez en la misma piedra, es por lo que a nadie parece sorprenderle tampoco que uno de los partidos más representativos del panorama político español, el PP, no sea capaz de elegir de entre sus filas un candidato para nuestra ciudad que sea de Granada, porque ni tan siquiera un granadino puede ser ya alcaldable a la capital, tiene que ser de Valladolid. Perdón, alcaldable no, alcaldesa, porque ya es así como se predica la consejera-alcaldesa.

Porque, según rezan las vallas publicitarias que vemos por toda la ciudad fuera del periodo de campaña electoral, la consejera de Valladolid ya es alcaldesa de Granada. Y lo mismo un día se anuncia como alcaldesa in pectore en el metro granadino que depende de su consejería, y otro día está mandando tweets sobre lo niquelada que va a dejar Sevilla y la lluvia de millones que le ha dado. Y es que, de Valladolid al cielo algunos pretenden ir de paso por Granada.

NO TE PIERDAS NADA

Sé el primero en saber cuándo saldrá nuestra revista gratuita

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Pilar Bensusan

Pilar Bensusan

Catedrático de Administrativo

Comparte esta entrada

Puede ayudar a HG con un donativo Importe voluntario