CELEBRACIÓN DEL MILENIO DEL REINO: AQUÍ NO Y ALLÍ SÍ

LOS CENTROS DE PODER POLÍTICO SEVILLANO Y ANDALUCIZANTE SE CONJURARON CONTRA LA INICIATIVA DE LA CELEBRACIÓN DEL PRIMER MILENIO DEL REINO DE GRANADA. AHORA, AL CONTRARIO, FACILITAN LA CONMEMORACIÓN DE SIMILAR EFEMÉRIDE DEL REINO DE SEVILLA.

Redacción HG

El milenio del reino

Tras un proceso dificultoso, pero ilusionante, de gestación, que duró algo más de un año, en 2007 se presentó por el entonces presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, la iniciativa de celebrar en 2013 el primer milenio del reino de Granada. Fue una manera de colocar la conmemoración de un acontecimiento histórico como horizonte para arrogar inversiones para el desarrollo futuro de Granada, ya por entonces tan sumida en el olvido y en la expropiación de su historia.

El milenio del reino

En 2013, Granada habría de conmemorar con gran pompa y circunstancia el milenio de su reino, marcando un hito histórico. Las festividades se extenderían a todo lo largo de dicho año, recordando los momentos cumbre más importantes para la ciudad y su territorio histórico, gestados y atesorados a lo largo de su milenaria existencia. Los eventos que incluiría irían desde certámenes, exposiciones, desfiles, conmemoraciones históricas, representaciones teatrales y las más variadas actividades culturales, hasta la inauguración de espacios e impulso e iniciativas que proyectaran a Granada hacia el siglo XXI y su futuro, sobre la base de su inmenso acervo histórico, la rica herencia previa a la presencia árabe, a la árabe y a la propia de la modernidad y la época contemporánea.

El Albaicín, la Alhambra, el conjunto catedralicio, la Real Chancillería, la Universidad, entre otros espacios e instituciones, así como los incontables bienes culturales y episodios históricos granadinos y del territorio del antiguo reino granadino, el árabe y el cristiano —por lo que la celebración se extendería también a

las actuales provincias de Almería y Málaga, y en buena medida a la de Jaén—, que habían sido testigos y testimonio de siglos de historia, se convertirían en el epicentro de las celebraciones y en protagonistas del impulso hacia el futuro que Granada necesitaba y encontraría con el pretexto de la conmemoración.

Este aniversario proporcionaría añadidamente a los habitantes de Granada la oportunidad de reflexionar sobre su pasado glorioso y la influencia duradera de su legado en la arquitectura, el arte, la cultura, la ciencia y en definitiva hacerlos sentir orgullosos de su condición y reconocerse en las capacidades de las generaciones pasadas a las que emular para ganar un futuro cierto.

Nada de esto fue ni se hizo. La conmemoración del primer milenio del reino de Granada no sólo fue un auténtico fiasco, sino que desveló la triste realidad que aquejaba a Granada desde que fue sometida al poder de Andalucía.

El milenio no fue posible por la resistencia de algunos políticos, pero muy especialmente por aquellos que como el entonces todopoderoso Gaspar Zarrías y no pocos prebostes del socialismo granadino, que vieron en él un intento de hacer renacer la prestancia de Granada reconocida en su propio territorio. Trataron de evitar, y casi lo consiguieron, que volviera a hablarse de Granada como territorio histórico y de la región granadina y de la comunidad autónoma de la que fuimos

esta misma Junta de Andalucía que vilipendió a Granada… apoya ahora a todos los niveles la celebración del primer milenio del reino de Sevilla. De modo que aquí no y allí sí…

privados con engaño, facilitando el nacimiento de una Andalucía tan inventada como innoble. Recuérdese que aquél año de 2007 fue el del nuevo estatuto andaluz que sobrepasó todos los límites imaginables de estulticia con la definición de Andalucía como nacionalidad histórica.

Podría contarse mucho sobre lo sucedido. Lo reservo para otro momento, porque tiempo habrá. Pero por comparación contémplese lo que esta misma Junta de Andalucía que vilipendió a Granada y que maniobró colegiadamente para evitar que Granada pudiera celebrar su milenio, apoya ahora a todos los niveles la celebración del primer milenio del reino de Sevilla. De modo que aquí no y allí sí…

Es todo tan lamentable, tan descarado, tan grosero, que no cabe más que sentir vergüenza y desprecio por quienes ahora facilitan allí con gran lujo y boato lo que aquí nos negaron. Sinceramente espero que los granadinos y las gentes de bien que aman y respetan a Granada reaccionemos algún día. Nosotros seguiremos demandándolo, como continuaremos denunciando tantos desmanes para con nuestra tierra.

AQUÍ NO
ALLÍ SÍ

NO TE PIERDAS NADA

Sé el primero en saber cuándo saldrá nuestra revista gratuita

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Redacción HG

Redacción HG

Equipo de redacción de la revista.

Comparte esta entrada

Puede ayudar a HG con un donativo Importe voluntario