EL CINAMOMO, UN ÁRBOL DE BELLEZA Y SOMBRA

La Melia azedarach, comúnmente conocida como cinamomo, lila del paraíso o árbol del paraíso, es una especie arbórea perteneciente a la familia Meliaceae. Si bien no es autóctono, este árbol es omnipresente en Granada desde tiempos remotos y en algunas áreas está naturalizado.

Introducción del Cinamomo en España

La fecha exacta de la introducción de la Melia azedarach en España no está del todo clara, estimándose su llegada a la Península Ibérica durante el siglo XVI, probablemente procedente de Persia o Asia Central.

Su introducción se atribuye principalmente a los árabes, quienes la valoraban por su belleza ornamental y sus propiedades medicinales.

Existen evidencias históricas como algunos documentos del siglo XVI en los que se menciona la presencia del cinamomo en jardines y calles de ciudades españolas como Granada, Sevilla y Córdoba.

Aspectos botánicos

El cinamomo puede alcanzar alturas de hasta 20 metros, con un tronco recto y una copa amplia y redondeada.

Sus hojas son bipinnadas, compuestas por foliolos de color verde intenso que emanan un ligero aroma a limón cuando se trituran.

Las flores, que aparecen en panículas terminales durante la primavera, son pequeñas y de color lila o blanco, con un suave perfume similar a la miel que atrae a las abejas y otros polinizadores.

La floración generalmente dura varias semanas, y puede ser aún más prolongada en climas cálidos. Los frutos son drupas de color amarillo o anaranjado que contienen una semilla única.

cinamomo

Origen y distribución

Se cree que la Melia azedarach se originó en las regiones montañosas del Himalaya y el norte de China. Desde allí, se dispersó a través de las rutas comerciales hacia otras partes de Asia, Medio Oriente y Europa. En la actualidad, está naturalizada en muchas regiones del mundo, incluyendo América del Norte, América del Sur, África y Australia.

Usos en jardinería por su belleza y sombra

El cinamomo es un árbol ornamental muy popular, apreciado por su follaje verde intenso, su bella floración y su capacidad para proporcionar sombra.

Se utiliza con frecuencia en parques, jardines y calles, y también se cultiva en macetas para decorar patios y terrazas.

La madera del cinamomo es de color marrón claro o anaranjado, con un veteado atractivo. Se utiliza para la fabricación de muebles, instrumentos musicales y otros objetos decorativos.

Curiosidades

  • En algunas culturas, el cinamomo se considera un árbol sagrado con propiedades medicinales.
  • Las semillas del cinamomo se han utilizado tradicionalmente para hacer cuentas de rosarios y otros objetos decorativos.
Frutos: drupas de color amarillo

Toxicidad de los frutos

Los frutos del cinamomo son tóxicos para los humanos y otros mamíferos, pero no para las aves. Contienen una sustancia llamada azadiractina, que puede causar náuseas, vómitos, diarrea y dolor abdominal. En casos severos, la ingesta de frutos de cinamomo puede provocar convulsiones e incluso la muerte. Es importante tener cuidado y evitar que los niños y las mascotas ingieran los frutos de este árbol.

Cuidados

La Melia azedarach es un árbol relativamente poco exigente en cuanto a cuidados. Tolera la poda bien, por lo que se puede dar forma a la copa a su gusto siendo la mejor época para la poda a finales de invierno o principios de primavera. El cinamomo es resistente a la mayoría de las plagas y enfermedades, sin embargo, puede ser susceptible a la polilla defoliadora (Operophtera brumata). Es un árbol resistente al frío que puede tolerar temperaturas de hasta -10°C. Sin embargo, en zonas con inviernos fríos, es recomendable proteger a los árboles jóvenes de las heladas.

Resumen

El cinamomo se introdujo en España durante el siglo XVI, probablemente por los árabes. Su belleza ornamental y sus propiedades medicinales la convirtieron en una especie popular, y en la actualidad está naturalizada en muchas regiones del país. Cabe destacar que, si bien aporta belleza a los paisajes, es importante ser consciente de su potencial invasivo y tomar medidas para controlar su expansión en áreas sensibles.

NO TE PIERDAS NADA

Sé el primero en saber cuándo saldrá nuestra revista gratuita

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Picture of Juan J. Alonso

Juan J. Alonso

Juan J. Alonso (Granada, 1962) es licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad de Granada (1985). Ha desarrollado su actividad en distintas posiciones en la Industria farmacéutica y de Diagnóstico clínico como especialista en Enfermedades Infecciosas y Microbiología. Regionalista convencido, ha sido vicepresidente de la ARG. En la actualidad es miembro del equipo técnico de HG.

Comparte esta entrada

5 comentarios

  1. Muy interesante el artículo.
    Este árbol adorna la plaza que tengo frente a casa, permitiéndonos disfrutar de él sobre todo los veranos tan calurosos de Granada.

  2. Es un arbol muy bonito e interesante para Granada ciudad de clima continental de estio muy caluroso, pero creo que se esta dejando de plantar Platanos que para Granada es el arbol estrella, por su porte, la sombra, su belleza… solo contemplar los Platanos centenarios de nuestra ciudad

    1. Tiene razón. Los plátanos de sombra han sido reemplazados por especies habitualmente foráneas esgrimiendo, en este caso, que son tremendamente alergénicas. Para mí es ridículo porque estamos rodeados de olivares por todas partes y el olivo es precisamente tremendo en ese sentido.

  3. Me encantan las Melias, en marzo empiezan a florecer, llenan las calles de ese olor que ellas tienen tan agradable. Una pena las bolitas que sueltan tan incómodas.

  4. La Meliá es un árbol espléndido tanto por su porte elegante como por la belleza de su floración. Pero además en las ciudades, va muy bien porque absorbe grandes cantidades de CO2. Será por eso que hay muchos ejemplares en Granada?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revistas publicadas

También te puede interesar:

Puede ayudar a HG con un donativo Importe voluntario