ROSA DE PITIMINÍ

Árboles, arbustos, setos, jardines, céspedes, rocallas, arriates, pérgolas con trepadoras, maceteros y jardineras… ¿qué sería una ciudad sin esos elementos que la visten de vida y dan cobijo a la fauna urbana?

Nueva sección en HG: Flores, Árboles y Jardines de Granada.

Muchas de esas plantas nos resultan tan familiares que pensamos que siempre estuvieron ahí, pero no. Tomamos hoy como punto de partida en esta nueva sección a un conocidísimo miembro de la familia Rosaceae o rosáceas, un grupo vegetal extenso y diverso, con más de 130 géneros y 2000 especies que abarca desde árboles majestuosos hasta humildes hierbas. Las une un rasgo floral: un receptáculo prominente, hipanto, que puede dar forma a la fruta madura, como la fresa o la manzana. Pero las rosáceas no son sólo comestibles. Hermosas rosas ornamentan jardines, y el espino aporta su toque decorativo a setos. Esta familia nos regala placeres para el paladar y la vista.

Rosa banksiae lutea o de Pitiminí

Muchas rosáceas fueron introducidas por los árabes, no es el caso de la rosa banksiae lutea, también conocida como rosa amarilla de Banks, o de Pitiminí, la cual es una especie trepadora originaria de China que ha cautivado a los amantes de la jardinería por su belleza y fragancia única. Esta rosa es una de las variedades más antiguas y populares de rosas trepadoras. Fue traída a Europa en 1824 por J. D. Parks.

Popularmente, a las variedades blancas se las conoce como Rosa banksiae alba.

rosa bnksiae pitimini

Características

Una de las características más distintivas de la rosa banksiae lutea es su exuberante floración. Sus pequeñas flores de color amarillo claro se presentan en grandes racimos colgantes que adornan la planta durante la primavera. Estas flores son muy fragantes y emiten un aroma dulce y embriagador como a violetas que atrae a polinizadores como abejas y mariposas.

Utilidades

Esta rosa trepadora es ideal para cubrir pérgolas, vallas, arcos y muros, ya que puede alcanzar alturas de hasta 6 metros. Sus tallos flexibles y sin espinas se adhieren fácilmente a las superficies, creando un efecto de cascada de flores amarillas que añade un toque de elegancia y romanticismo al jardín. Las podemos encontrar por toda Granada y en la Alhambra.

Mantenimiento

La rosa de pitiminí es una planta resistente y de bajo mantenimiento, lo que la convierte en una opción popular para aquellos que buscan una rosa trepadora fácil de cuidar. Prefiere un suelo bien drenado y fértil, y una exposición a pleno sol para garantizar una floración abundante.

Además, es una planta que tolera bien la sequía, por lo que es una excelente elección para jardines con climas cálidos y secos.

Enfermedades

Aunque es una planta resistente, es importante tener en cuenta que es susceptible a enfermedades fúngicas como el oídio y el moho, por lo que es recomendable mantenerla bien ventilada y evitar el riego excesivo en épocas de alta humedad. También se recomienda podarla después de la floración para promover un crecimiento saludable y estimular una floración más abundante en la próxima temporada.

Usos medicinales

Además de su belleza ornamental, la rosa banksiae lutea también tiene usos medicinales y culinarios.

En la medicina tradicional china, se utilizan las flores de esta rosa para tratar problemas de la piel y promover la salud digestiva. En la cocina, las flores se pueden utilizar para hacer infusiones aromáticas o para decorar postres y ensaladas, añadiendo un toque de color y sabor a las preparaciones.

Resumen

En resumen, la rosa banksiae lutea, amarilla, o la variedad blanca, alba, son unas rosas trepadoras encantadoras y versátiles que aportan belleza, fragancia y elegancia a cualquier jardín. Con su exuberante floración, fácil cuidado y múltiples usos, estas rosas son una elección excelente para aquellos que desean añadir un toque de color y romanticismo a su espacio al aire libre.

NO TE PIERDAS NADA

Sé el primero en saber cuándo saldrá nuestra revista gratuita

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Picture of Juan J. Alonso

Juan J. Alonso

Juan J. Alonso (Granada, 1962) es licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad de Granada (1985). Ha desarrollado su actividad en distintas posiciones en la Industria farmacéutica y de Diagnóstico clínico como especialista en Enfermedades Infecciosas y Microbiología. Regionalista convencido, ha sido vicepresidente de la ARG. En la actualidad es miembro del equipo técnico de HG.

Comparte esta entrada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revistas publicadas

También te puede interesar:

Puede ayudar a HG con un donativo Importe voluntario