LA TOMA 2024

LA FIESTA DE LA TOMA DE GRANADA NO SÓLO ES UNA CELEBRACIÓN LOCAL, SINO UN EVENTO QUE TRASCIENDE EL TIEMPO Y CONECTA A LA CIUDAD CON SU RICA HISTORIA. A TRAVÉS DEL QUE GRANADA RINDE HOMENAJE A SU PASADO Y COMPARTE CON EL MUNDO LA IMPORTANCIA DE UN HITO QUE MARCÓ EL INICIO DE UNA NUEVA ERA

Director de HG

Este año se ha iniciado bien para nuestra tierra, festivamente hablando. La tradicional celebración de La Toma de Granada, que llevaba cuatro décadas ininterrumpidas siendo foco de atención por los enfrentamientos intentados por los activistas del andalucismo recalcitrante y nacionalista, jaleados y tolerados por la izquierda woke, y los que trataban de hacer de ella un espacio de reivindicación de un inaceptable españolismo franquista, ha estado exenta de polémica.

Ante miles de ciudadanos concentrados en la Plaza del Carmen, el Pendón Real de Castilla ha sido tremolado pacífica y correctamente sin los gritos y abucheos que generaban los señalados reivindicando sus absurdas posiciones. Ni genocidio, ni ideología ultra, sólo la conmemoración de un hecho histórico de relevancia universal, que cambió la conformación del mundo, hace 532 años.
La Toma de Granada es un evento histórico de gran importancia en la historia de España y de occidente, que marca el fin del dominio musulmán en la península ibérica y la consolidación de la presencia cristiana en Europa, con la excepción de la presencia otomana en la península de los Balcanes, en el antiguo Bizancio y en regiones próximas al curso del Danubio.

La Toma de Granada es un acontecimiento que evoca no solo la conquista militar de la última plaza de presencia del Islam en occidente, sino también la fusión de culturas que caracterizó la España medieval y el reencuentro de la vieja Europa con la cultura clásica y su propia historia,

Tras un largo proceso histórico que se extendió a lo largo de 777 años, la Toma de Granada ocurrió el 2 de enero de 1492, cuando las tropas de los Reyes Católicos, Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón, entraron triunfalmente en la ciudad tras un prolongado conflicto y asedio. Este evento marcó el final de casi ocho siglos de dominio musulmán en la península y supuso la culminación de la llamada «Reconquista» como empresa común de los hispano-cristianos.

La Toma de Granada es un acontecimiento que evoca no solo la conquista militar de la última plaza de presencia del Islam en occidente, sino también la fusión de culturas que caracterizó la España medieval y el reencuentro de la vieja Europa con la cultura clásica y su propia historia, truncada por el advenimiento de la tercera de las religiones del libro (judaísmo, cristianismo e islam).

Por tanto, cada año, la ciudad de Granada conmemora este importante acontecimiento con una fiesta plena de tradiciones, anteriormente aditada con diferentes eventos culturales y actividades con las que se rendía homenaje a su historia. Un acontecimiento que a lo largo de las últimas décadas a punto ha estado de desaparecer de no ser por la labor de oposición que determinados colectivos ciudadanos y de los propios granadinos que no han dejado de oponerse a los burdos e incomprensibles ataques contra una celebración cuasi inmemorial que con la que se ha venido conmemorando un suceso sin el cual el mundo no sería mejor, ni como hoy lo conocemos.

La fiesta de este año se ha desarrollado con la normalidad que requiere. Con la sola y exclusiva presencia de ciudadanos que han vitoreado a los personajes de la historia, a los símbolos del acontecimiento y respondiendo a la llamada colectiva que marca la tradición, sin las interferencias groseras y soeces de los grupúsculos del inventado nacionalismo andaluz, de trasnochados del franquismo patriotero, ni de los falsos autoproclamados defensores de la progresía del “despertar” que ven injusticia en todo con el único deseo de generar una batalla cultural y política.

Una celebración en la que hay que respetar en puridad, volverla al rito ancestral, liberándola de falsarios vítores a Andalucía y en la que cada vez se reafirme más la presencia de la “Granada solitaria”, que tan digna e históricamente testimonia la bandera del reino de Granada, cada año más presente en la fiesta de la efeméride.

NO TE PIERDAS NADA

Sé el primero en saber cuándo saldrá nuestra revista gratuita

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Redacción HG

Redacción HG

Equipo de redacción de la revista.

Comparte esta entrada

Puede ayudar a HG con un donativo Importe voluntario