SERENISSIME OPUS. EL CRISTO DE LOS FAVORES

LA IMAGEN PROCESIONAL DEL CRISTO DE LOS FAVORES, ES OBRA A LA QUE SE CONCEDE DESTACADA INFLUENCIA EN CREACIONES POSTERIORES, INCLUSO FUERA DE NUESTRA TIERRA, PUES NO EN VANO HA GOZADO SIEMPRE DE GRAN DEVOCIÓN POPULAR. LA TALLA ES OBRA DE BALTASAR DE ARCE. LA IMAGEN ES ESPERADA TODOS LOS VIERNES SANTO CON AUTÉNTICA PASIÓN

CÉSAR GIRÓN

De Granada Histórica

En el Campo del Príncipe, el antiguo Albunest árabe, que posteriormente se denominaría Campo del Rey, se encuentra una imagen del Cristo de los Favores, en mármol y piedra dura de Sierra Elvira, que goza de gran devoción popular. Fue realizada en 1640, por voto del vecindario de la cercana plaza del Realejo Alto, donde inicialmente fue ubicado. Fue trasladada hasta donde actualmente se halla, en 1682.

Breve historia

Esta imagen fue llevada a la madera y la talla cultual procesionable en el siglo XVI por Baltasar de Arce (*-1564), a quién se le atribuye, a pesar de no estar documentado. De todos los artistas que podríamos citar ahora, es Diego de Siloé el que, no solo por su afincamiento en la ciudad, sino por la potencia y variedad de su arte, logró atraer y crear un grupo de seguidores con quienes se inicia una escuela local. El más fiel continuador del maestro burgalés fue Diego de Aranda; pero los que dan la nota más personal son Baltasar de Arce y Diego de Pesquera.

El más fiel continuador del maestro burgalés fue Diego de Aranda; pero los que dan la nota más personal son Baltasar de Arce y Diego de Pesquera.

El primero con su Cristo a la columna de la iglesia de los Hospitalicos, que nos ofrece una figura de violento movimiento concentrado, típicamente manierista, pero de intensidad expresiva prebarroca, la misma que algunos historiadores quisieron hallar en la talla del Cristo de los Favores para su atribución cierta.

Serenissime opus

El Cristo de los Favores efigia a Cristo muerto, sujeto a una cruz arbórea por tres clavos, pendiendo sus brazos, levemente arqueados, del que se descuelga el cuerpo, que se vence hacia delante. La cabeza se presenta girada a la derecha, cayendo sobre el torso, con cuello de potente anatomía. Resalta como el cuerpo se desvía sin violencia en sentido contrario a la cabeza, con las rodillas que se flexionan acusando el peso de un organismo inerme. La creación de Arce configura una composición de gran elegancia y equilibrio sutilmente compensado, y de serenidad extrema. 

En el rostro se logra una patética expresión de dolor que se subraya con el marcado arqueamiento de las cejas, los ojos de mirada ciega y la boca entreabierta. Circunstancia históricamente definitoria de esta imagen en Granada, ha sido su presentación sin corona de espinas, “algo que lleva a pensar que es más humano si cabe”. Su policromía acentúa los verdes en el rostro y los ocres en las carnaciones del cuerpo. 

El sudario, dorado y estofado, se anuda a la derecha, cayendo con plegado riguroso que subraya su dibujo anatómico. Todo ello compone una obra serena, armónica y de notable belleza, cuya contemplación emociona y sobrecoge.

Deudo el cristo en piedra de la devoción a la obra en madera, determina que, en las fechas de Semana Santa, todo el entorno del Campo del Príncipe cobre una especial relevancia, no sólo por la religiosidad de la que goza a lo largo de todo el año el cristo en piedra, sino también por el ambiente cofrade que reina en el barrio, así como por ser este espacio, el lugar de congregación para la prédica del Sermón de las Siete Palabras. Un evento que tiene ocasión cada Viernes Santo a las tres de la tarde y que se ofrece por el prelado granadino al pueblo congregado. Tras su celebración, la muchedumbre se espera el tránsito de su representación en madera, con su cofradía penitencial, que disciplina hasta la catedral desde el cercano templo de San Cecilio

El titular de la Venerable, Muy Antigua e Ilustre Hermandad Sacramental de Nuestra Señora de la Paz y Cofradía de Penitencia del Santísimo Cristo de los Favores y María Santísima de la Misericordia, la popular greñúa, recibía culto hasta hace poco, en la capilla del convento de Santa Catalina de Siena, desde la fecha de 22 de diciembre de 1969, porque tras el incendio que afectó a la parroquial de San Cecilio hubo de ser trasladado para su preservación. Regresó posteriormente a su templo, cuando la institución monacal fue clausurada.

El titular de la Venerable, Muy Antigua e Ilustre Hermandad Sacramental de Nuestra Señora de la Paz y Cofradía de Penitencia del Santísimo Cristo de los Favores y María Santísima de la Misericordia, la popular greñúa, recibía culto hasta hace poco, en la capilla del convento de Santa Catalina de Siena, desde la fecha de 22 de diciembre de 1969, porque tras el incendio que afectó a la parroquial de San Cecilio hubo de ser trasladado para su preservación. Regresó posteriormente a su templo, cuando la institución monacal fue clausurada.

Baltasar de Arce 

Queda bastante por investigar para definir satisfactoriamente la biografía y personalidad artística de Baltasar de Arce; su presencia y actividad, trabajando tanto la piedra como la madera, está constatada en Granada en un breve período de tiempo que abarca desde aproximadamente 1558 hasta 1564, año de su fallecimiento. Sin embargo, no cabe duda alguna que, de su genial maestría, es magnífico y singular exponente esta talla del Cristo de los Favores, que fue restaurado en 1995 por la Consejería de Cultura.

NO TE PIERDAS NADA

Sé el primero en saber cuándo saldrá nuestra revista gratuita

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

César Girón

César Girón

César Girón es granadino, nacido y criado en el Paseo de los Tristes, a los pies de la Alhambra. Se licenció en Derecho en la Universidad de Granada, donde tiene previsto doctorarse en breve con la tesis Aspectos administrativos de una nueva organización territorial del estado de las autonomías.

Comparte esta entrada

Puede ayudar a HG con un donativo Importe voluntario